Las aflatoxinas son una especie de toxinas naturales presentes en frutos secos como las nueces, los cacahuetes, los pistachos o los higos secos, que son sus principales reservorios.

 Aunque estén presentes de manera natural en estos alimentos, en altas dosis son tóxicas para el organismo, por lo que la mejor práctica con ellos es eliminarlos de la producción.

 Nuestros equipos de Selección Óptica, gracias a su combinación de cámaras, son capaces de detectar esta toxina en el producto y desecharlo, consiguiendo así una producción de mayor calidad y eliminando el rechazo por parte de tus clientes.

SABER MÁS – Selección óptica

¿Cómo funciona?

No hay texto alternativo para esta imagen

El sistema para la inspección de alimentos está compuesto por un sistema multi-espectral (varios espectros combinados) para la captura de la mayor información posible

 Con esta combinación de cámaras podemos ver la química de los alimentos, pudiendo descartar productos inmaduros o con enfermedad.

VER VIDEO